DEPORTISTAS

ESQUÍ

Equipo Naciona Suizo de Esquí Alpino

MEET THE TEAM

El Equipo Nacional de Esquí Alpino Suizo es una superpotencia en el ámbito del esquí a nivel mundial, habiendo demostrado en numerosas ocasiones su increíble fuerza y su fondo, tanto en Juegos Olímpicos como en Campeonatos del Mundo y Copas del Mundo. Sin duda alguna, una de las razones del éxito del equipo ha sido su constante aplicación de buena ciencia. Desde las minuciosas pruebas que se hacen a los trajes de carrera y al material de competición en túneles aerodinámicos, pasando por los escáneres corporales en 3D de todos sus atletas, en colaboración con Armasuisse (el ejército suizo), hasta el diseño de métodos de entrenamiento para lograr mejores deportistas, el enfoque ha sido sumamente académico y ha puesto al equipo en el buen camino para la consecución de éxitos ininterrumpidos. En 1978, Descente firmó por primera vez un contrato para ser proveedor del equipo suizo y en los casi cuarenta años que han pasado desde entonces, hemos trabajado sin descanso para desarrollar trajes de competición que ayuden a los atletas a desafiar los límites de la velocidad. Tanto es así, que la historia del desarrollo técnico de Descente se ve reflejada en esta alianza que no puede ser subestimada. Deseamos que se alargue en el futuro y que podamos seguir trabajando con la Federación Suiza de Esquí para mejorar el rendimiento de los esquiadores, su comodidad y su seguridad con nuestro innovador y exclusivo patrón de corte y nuestro desarrollo en tecnología de los tejidos.

BIO

Una de las imágenes más representativas de Suiza es la de los Alpes y la nieve, aparte de ser conocida a nivel mundial como destino para esquiar. Por lo tanto, es normal que este sea uno de los deportes más populares del país y que esta pequeña nación posea uno de los equipos de élite más importantes del mundo en este sector. Aunque se cree que se originó en Noruega, la práctica del esquí se extendió por Europa, tanto como actividad lúdica como deporte, a finales del siglo XIX. La Federación Suiza de Esquí se fundó en 1904 y, con una inagotable cantera de jóvenes y dotados esquiadores, durante el siglo XX, Suiza se convirtió en una potencia del esquí alpino. El país ganó sus primeras medallas de oro olímpico en los Juegos de St. Moritz celebrados en 1948, concretamente en la modalidad de Eslalon Masculino y Descenso Femenino. Desde entonces, los deportistas suizos de los Juegos Olímpicos de Invierno han acumulado un total de cincuenta y nueve medallas en campeonatos alpinos, de las cuales veinte son de oro, lo que les sitúa en segunda posición, tan sólo por detrás de Austria. En la década de los ochenta, Suiza dominaba el circuito de la Copa del Mundo. En 1984, en los Juegos de Sarajevo, Michela Figini se convirtió en la medallista de oro más joven de la historia en la modalidad de Descenso a la temprana edad de diecisiete años. En la Copa del Mundo de Esquí de Crans-Montana celebrada en 1987, los atletas suizos obtuvieron ocho de los diez campeonatos y en los Juegos Olímpicos de Calgary de 1988 se llevaron a casa tres medallas de oro, cuatro de plata y otras cuatro de bronce. Más recientemente, Dominique Gisin y Sandro Viletta ganaron el oro en los Juegos de Sochi de 2014, mientras que Lara Gut ganó la Copa del Mundo femenina de FIS 2015/16. La Federación Suiza de Esquí patrocina hasta el último detalle de este deporte, y no sólo a los equipos nacionales de élite sino también a las organizaciones regionales y júnior, con una plantilla especializada de entrenadores y administradores.

BACK TO INDEX